Los enemigos de tu mascota son tus enemigos

Garrapatas, pulgas, mosquitos y -sobre todo-  flebotomos representan una gran amenaza para tu perro. A pesar de ser tan pequeños, cada uno de estos parásitos externos es capaz de transmitir graves enfermedades a tu perro con terribles consecuencias.

¿Cómo protegerlos? ¿Cómo mantenerlo a salvo de estas amenazas?

No es justo que tu perro deje de salir todos los días a la calle, correr por el campo,  jugar en el parque, ir a la playa, etc.

Sin embargo, aunque un mundo si parásitos no es posible,  existe en el mercado una gran variedad de antiparasitarios que te pueden ayudar a proteger tu mascota frente a los cuatro principales parásitos externos.

¿Qué son los antiparasitarios?

Son compuestos insecticidas o acaricidas que actúan a distinto nivel de los sistemas orgánicos de los parásitos, eliminándolos a ellos y también a las larvas. Los hay en diversas presentaciones como polvos, lociones, jabones, pipetas, sprays, champus y también en collares antipulgas y garrapaticidas.

Los antiparasitarios más efectivos son los que eliminan los parásitos y sus larvas, que actúan más rápido y por más largo tiempo, y que adicionalmente, desparasitan el ambiente en que habita la mascota.

No olvides: Flebótomos, garrapatas, pulgas, mosquitos, ¡¡A por ellos!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *